Somos un grupo de trabajo del curso de Postgrado de Especialización en Orientación laboral año 2016

jueves, 3 de noviembre de 2016

Articulo firma invitada Isabel Lago. La perspectiva de Genero en la Orientación laboral.





Desde que he comenzado a impartir el módulo de Igualdad de Oportunidades entre Hombre y Mujeres (módulo transversal en todos los cursos AFD)  dos temas me ronda de manera insistente por la cabeza: ¿ realmente este tipo de módulos influyen en la educación en igualdad del alumnado? y ¿además de incluir esta formación se lleva a cabo desde las administraciones públicas algún tipo de orientación laboral dirigida a romper las barreras de género?. 

Me centraré en la segunda pregunta. La práctica hasta ahora me lleva a deducir que no, a la hora de selecciónar el alumnado de un cierto curso se siguen cumpliendo todos los roles de género. Por ejemplo, en el curso de Atención Sociosanitaria sólo tenía alumnas. El mercado laboral está caracterizado por la segregación laboral que mantiene a hombres y mujeres en puestos y sectores de actividad diferentes. La percepción existente acerca de las profesiones está determinada por los estereotipos y roles sociales de género, que condicionan la elección de carrera de los y las jóvenes estudiantes.



La brecha de género en el mercado de trabajo convierte en imprescindible la incorporación de la perspectiva de género también en los procesos de inserción laboral. Los datos actualmente continuan confirmando la desventaja de las mujeres en el ámbito laboral:

  • La brecha salarial, o como las mujeres cobran sueldos más bajos en los mismos puestos que sus compañeros hombres. Según Eurostat, a marzo de 2016, las mujeres cobran por hora un 18,8% menos que los hombres.
  • La tasa de desempleo femenino que, a fecha de junio de 2016 y según datos del INE, se sitúa en 3,4 puntos por encima que la de los hombres.
  • Así como el tiempo de dedicación, ya que son más las mujeres que solicitan reducción de jornada o trabajan a tiempo parcial de forma no voluntaria, para poder combinarlo con otras responsabilidades, familiares en su gran mayoría. En total, un 11,8% frente al 4,2% de los hombres.
los roles sexistas siguen reproduciéndose en la sociedad a través de la educación. Las niñas continúan prefiriendo las actividades relacionadas con los cuidados y los niños las actividades más competitivas y tradicionalmente masculinas.
los roles sexistas siguen reproduciéndose en la sociedad a través de la educación. Las niñas continúan prefiriendo las actividades relacionadas con los cuidados y los niños las actividades más competitivas y tradicionalmente masculinas.
Los roles sexistas siguen reproduciéndose en la sociedad a través de la educación. Las niñas continúan prefiriendo las actividades relacionadas con los cuidados y los niños las actividades más competitivas y tradicionalmente masculinas.Esta situación actual del empleo femenino, unido a la dificultad de acceso de algún género a determinadas profesionales por estar éstas estereotipadas, vuelve imprescindible que los profesionales de la orientación laboral conozcan el concepto de perspectiva de género y puedan capacitarse para integrarla, paulatinamente, en cada itinerario de búsqueda activa de empleo y de empoderamiento personal, así como con las empresas con las que se trabaja de forma directa desde el plano de la intermediación laboral.

¿Por qué la diferencia sexual implica desigualdad social y laboral? ¿Qué posibilidades hay de modificar los papeles sexuales? Estas interrogantes se responden utilizando la perspectiva de género. Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de perspectiva de género? Antes que nada aclarar que este concepto suele asociarse con un asunto de mujeres. Sin embargo, es un concepto mucho más amplio que alude a la necesidad de acabar con las desigualdades de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres. Perspectiva de género es una manera de hacer análisis sociales y culturales, enfocado a encontrar desigualdades de poder entre hombres y mujeres.

Muchos autores defienden que la manera de conseguir la igualdad entre géneros debe partir de la educación y la familia. Es evidente que este es el punto de partida pero ¿qué sucede con las personas que acceden al mercado laboral hoy en día y que no han sido educados en esta materia? Entiendo que aquí es donde es muy relevante nuestra función orientadora. Imaginemos que alguno de nuestro usuarios nunca se planteó desarrollar una determinada profesión por no ser considerada socialmente adecuada a su género (mujer camionero, hombre maquillador....) Si somo capaces de estudiar su realidad y capacidades desde la perspectiva de género y conseguir que elija o reoriente su profesión superando los estereotipos que tiene asimilados, habremos avanzado un poquito hacia la igualdad laboral real. 

Serán pequeños avances, pero si hasta aplicaciones como  whatsapp ha actualizado sus emoticones para romper las barreras de género, no vamos a ser los orientadores menos, ¿no?






Para saber mas:







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada